Full width home advertisement

Señal online

Temporada 2022

Galería Rockstars

Post Page Advertisement [Top]



Los extrañábamos. De la banda de California nadie dudaba de su capacidad. Pero su ‘momento’ estaba en entredicho. Y es que su penúltima producción, ‘St. Anger’, desprovista de los clásicos solos de Kirk, no llenó las expectativas de su público.

En el intento desesperado por sonar diferente, la batería de Lars falló rotundamente (¿A quién se le ocurrió que la tarola debía sonar tan vacía?). Un disco para el olvido.

Para quienes crecieron escuchando los discos ochenteros de esta genial banda parecía un sacrilegio al Heavy Metal el constante alejamiento de estos 4 metaleros en discos más populares pero menos aguerridos, como lo fueron el ‘Load’ y el ‘Reload’.
Por eso sorprendió gratamente el lanzamiento de ‘Death Magnetic’ el año pasado. Volvió Kirk y su entrañable ‘lead guitar’; volvió James y una voz más áspera que nos hacía recordar viejas épocas de los discos de finales de los ochenta; volvió Lars y el habitual sonido desgarrador de su batería; no volvió Jason pero apareció Robert Trujillo para darle nuevos y latinos aires a la banda. Pero, sobre todo, volvió Metallica.

Temas como ‘That was just for your life’ y ‘The end of the line’ son como un viaje en el tiempo. Cómo no remitirse, mientras los escuchamos, a un disco histórico como el ‘…And justice for all’.

La comparación no es jalada de los pelos. Es cierto que posiblemente ningún nuevo disco de esta agrupación podrá superar a un éxito discográfico como el mencionado. Pero de algo sí se puede estar seguro: ‘Death Magnetic’ constituye un intento totalmente válido y fructífero de Metallica por volver a sus raíces.

LA FUERZA NO MUERE A PESAR DE LOS AÑOS

Es en este contexto que la banda de Heavy Metal llega a nuestro país. En su mejor momento de los últimos 15 años. Y esta vez no los veremos por televisión, ni en DVD, ni en Youtube.

Esta vez los escucharemos en vivo y en directo, y su performance de dos o tres horas, lo que dure el concierto, mientras más mejor, será como un túnel a toda velocidad a través de su carrera artística.

Desde su primer disco, el ‘Kill’em all’ (1983), pasando por el ‘Ride the lightning’ (1984) y el ‘Master of Puppets’ (1986), nos deleitarán con entrañables canciones plagadas de harta adrenalina como la mítica ‘Master of Puppets’, el himno ‘Seek and destroy’ y ‘Creeping Death’. No debería faltar la balada ‘Fade to black’, y que nos hagan acordar tiempos felices de la banda con Cliff Burton en las cuatro cuerdas y unos solos impresionantes (que en paz descanse, maestro).

Y que luego repasen años de gloria promocionando los discos ‘…And justice for all’ (1988) y ‘Metallica’ (1991), más conocido como el ‘Black Album’, y que el concierto se convierta en una cosa de locos como ocurrió el 28 de setiembre de 1991 en Moscú, cuando hasta los guardias, formalidades afuera y harto ‘feeling’ por dentro, se alzaron en hombros y corearon a todo pulmón las canciones del grupo que ya se constituía como una leyenda de la música de todos los tiempos. Este año ingresó al Salón de la Fama del Rock & Roll. Hasta el padre de Cliff estuvo presente.

Que nos hagan vibrar con ‘Enter Sandman’, como cuando se presentaron en los premios MTV en 1991 e hicieron estallar en gritos a todos los asistentes. ¿Tocarán todas las versiones de ‘The unforgiven’? ¿Habrá algún tema versión sinfónica (el disco S&M, grabado en vivo con la Orquesta Sinfónica de San Francisco)?

Ese día todo lo demás quedará de lado. Que tuvieron diferencias entre ellos en algún momento. Que James se quemó el brazo en un concierto y su adicción a las drogas pudo haber sido un obstáculo lapidante para la banda. Que el lío que armaron contra el sitio de descargas por Internet, Napster, generó el rechazo de cierta parte de sus fans. Que ya no está Jason. Que ya bordean las cinco décadas.
 
Mejor recordamos su inolvidable actuación en Woodstock 99’, cerrando el segundo día de conciertos (sábado). La ovación de la gente, que los pedía una y otra vez, logró que la banda ganadora de varios premios Grammy, premios MTV, entre otros, y dueña del número uno del ránking Billboard con 5 de sus discos, saliera al escenario hasta cuatro veces.
 
Ese Metallica, el de aquel memorable concierto, el de este último disco que ha generado gran expectativa es el que llega a Lima. Esto no es un sueño. Esto es Heavy Metal.

Por: Alfredo Espinoza Flores El Comercio






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Bottom Ad [Post Page]