Full width home advertisement

Señal online

Temporada 2022

Galería Rockstars

Post Page Advertisement [Top]


Música y lírica van de la mano. Y las letras son base para los gritos del rock. Desde las opiniones de Platón, los patrones rítmicos son secreto lazo de unión entre dos disciplinas que expresan lo poético de diversos soportes, formatos y códigos. Cuentan que los primeros encontrones de rock y poesía en el Perú fueron “Los Saicos” y Juan Gonzalo Rose, en el mítico “Negro Negro”, pero la historia viene de atrás, años 20, con los poemas de Martín Adán. Sus “Poemas Underwood”, hoy vuelven bajo la propuesta de Alejandro Susti, rockero y apasionado de las letras, quien regresa al mercado justamente con “Underwood”, quinto disco, fusión de poesía y rock que tiene como epicentro la obra del autor de “La Casa de Cartón”.

Y si hace falta probar lo ideal de la mezcla Adán-Susti, están los “Poemas Underwood”, sobre “esa prosa dura y magnífica de la ciudad sin inquietudes estéticas”, para decir, como ideal marco rockero que “no quiero ser feliz con permiso de la Policía”. Esta propuesta intensa es la que trae ahora Alejandro Susti, quien con más de dos décadas de música y camino entre Perú y Estados Unidos, comparte este disco, homenaje a “La Casa de Cartón” que incluyen “Poemas Underwood”. Son 15 tracks que recopilan las imágenes de la obra de Martín Adán, manteniendo la fuerza de su disco “Kaoscopio” (2005) con la sutileza y riqueza melódica de “Islas” (2008).

Este disco, editado de manera independiente, trae temas profundos como “Máquina hambrienta”, “Zkizoide”, “Caparazón” o “Artefacto”, junto a la plasticidad de canciones como la propia “Underwood”, la casi mística “Las bancas del cielo”, la confesional “Tentempié” o la ligera y lúdica “Salvavidas”. En la parte musical, Susti trabaja nuevamente junto a Daniel Willis (D´mente común), músico también incluido en sus trabajos anteriores, repartiéndose con él los créditos en los arreglos e instrumentos. Willis aporta, una vez más, su talento como productor y músico (guitarras, bajos, programaciones) unido a la presencia de la guitarra, el teclado y la voz de Susti.

UNDERWOOD sintetiza lo mejor de la carrera de Susti, musical y temáticamente. El músico sigue fiel a lo que considera esencial: una identidad más allá de los clichés que encasillan la creatividad. Es una muestra del esfuerzo y talento de los músicos peruanos en el difícil camino hacia el reconocimiento masivo. Susti apareció en la escena musical peruana en 1982 al lado de artistas representativos de la época como Manuel Miranda, Abelardo Oquendo y Arturo Pinto, con una propuesta de rock fusionado con Nueva Trova. Radicado varios años en EE.UU. tras realizar su doctorado en la Universidad de Baltimore con su tesis sobre Eva Perón: “Seré millones. Eva Perón, melodrama, cuerpo y simulacro”. Tiene dos libros de poesía publicados (“Corte de amarras” y “Casa de citas”) plasmando que su vida se difunde entre letras y música.

En sus letras, UNDERWOOD contrasta irónicamente el culto al cuerpo y a las apariencias de nuestra época (“Y si quieres morirte de pena/Hacerte un lifting, subirte las tetas/Hacer ejercicios, montar bicicleta/Tomar vitaminas, volverte un atleta/ Sembrarte de pelo, jalarte las nalgas/Volarte los sesos con una pistola/Morirte de espaldas al mundo y al cielo”) [“Zkizoide”], así como los gustos convencionales (“Es tan fácil conformarse con copiar/Es tan fácil nunca ser original/Sonríe mi amor/Yo quiero ser siempre ser feliz/Es tan fácil una imagen vale más/Es tan fácil todo está bajo control”) [“Morir hoy”]. Y presenta una visión alentadora del futuro: “Es mejor si lo descubres /Es mejor salir a flote/Cada movimiento cuesta/Mucho más que sumergirse” [“Salvavidas”]; “Yo sé habrá un día en que/El sol será de todos y/Tal vez/Estaré por aquí” [“Sé”].


+ detalles aqui

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Bottom Ad [Post Page]